El aporte de Granjaventura a la infancia.

El aporte de Granjaventura a la infancia.

La investigación involucró a menores de edad de 24 países alrededor del mundo, demostrando que entre un 12% y un 16% de la infancia en Chile padece de ansiedad y depresión. Una cifra preocupante considerando que en contraste con los otros países esta cifra solo llega a un 5%. Un factor que afectó el alza de estas cifras fue la pandemia, donde según un estudio realizado por Mineduc llamado “Efectos de la pandemia en la salud mental y en la convivencia de las comunidades educativas: Estado del arte de la investigación nacional e internacional” publicado en junio del 2023, indicó que la pandemia deterioró la salud mental y emocional de niños, niñas y adolescentes generando un alza en la ansiedad (86%) y la depresión (83%). En el año 2022 el “Estudio de políticas públicas relacionadas con la salud mental de niños, niñas y adolescentes”, expuesto por la Defensora de la Niñez, Patricia Muñoz evidenció que los problemas de salud mental con mayor importancia son: la ansiedad (92,9%), depresión (92,3%), y las autolesiones (77,5%). Ante esta problemática expertos recalcan lo necesario que es crear conciencia sobre una educación socioemocional en la niñez, la cual reconoce el proceso educativo de una manera más completa en vez de solo la transmisión de material. Este método de aprendizaje se aplica en Granjaventura, y plantea el desarrollo de la capacidad del niño de reconocer y reflexionar sobre sus propias emociones y generar habilidades sociales basadas en la empatía, de esta manera, aparte de tener los conocimientos necesarios tendrá las herramientas socioemocionales para enfrentar la vida. Los beneficios de este tipo de educación son múltiples, entre estos: capacidad de autorregulación, empatía interna y externa, habilidades interpersonales, autoestima sana, resiliencia y perseverancia. Ante esta situación el sociólogo de las infancias Matías Knust comenta que Chile hace ya tiempo está mal en cifras de salud mental infantil y está de acuerdo con que una educación socioemocional en conjunto con contacto con la naturaleza ayudaría: “El estar en contacto con la naturaleza, el poder disfrutar de espacios al aire libre, contribuye enormemente a volver a uno mismo, a la conciencia y poder trabajar las emociones desde una forma diferente que no tiene que ver con simplemente reconocerlas sino trabajarlas y eso es lo que justamente se trabaja en Granjaventura”. Conscientes de esta problemática, Granjaventura ha implementado talleres psicosociales y psicoemocionales con el fin de aportar e iniciar procesos de solución de esta situación. Es por ello, que invitamos a las familias a que traigan a sus niños, que puedan vivir el contacto con la naturaleza y los animales, que puedan conocer espacios de exploración, aprendizaje y conexión con sus emociones.

Abrir chat
Hola
¿En qué podemos ayudarte?